Trasplante y autoinmunidad

Miembros del Grupo Líneas de Investigación Artículos Proyectos Otras publicaciones

LÍNEA 1: TRASPLANTE DE ÓRGANOS SÓLIDOS

1. Biomarcadores no invasivos en sangre y orina de eventos clínicos relacionados con el trasplante de órganos sólidos (rechazo, infección, conversión de inmunosupresión, supervivencia acorto y largo plazo del injerto). Esta línea se centra en marcadores solubles y celulares relacionados con la respuesta inmunitaria en alotrasplante y, más recientemente. Además, incluimos el estudio de perfiles moleculares predictores de fallo de función renal y de aumento de fibrosis en estadíos iniciales. Junto a los estudios propios, participamos en REDINREN (Red de Investigación en Enfermedades Renales: RD16/0009/027). Paralelamente, hemos trasladado el estudio de biomarcadores al trasplante pulmonar puesto que es una actividad clínica muy potente en nuestro centro, lo cual ya ha permitido obtener resultados rápidamente, que han demostrado diferencias específicas entre trasplante renal y pulmonar. Marcadores solubles de rechazo humoral. Esta línea de investigación ha permitido transferir a la clínica la monitorización de los anticuerpos anti-HLA en tratamientos de desensibilización en trasplantes renales de pacientes hipersensibilizados con donantes vivos. Gracias a esta línea, nuestro centro atrae pacientes de otras CCAA y nos ha permitido formar parte del programa nacional de donación renal cruzada. Esta línea de trabajo también está incluida en el programa REDINREN y lideramos dentro de la red. Consideramos esta línea una de las mayor potencial de transferencia clínica.

2. Inmunorregulación en trasplante renal y pulmonar. Evaluar el efecto que los cambios en sangre y tejidos de las poblaciones celulares con capacidad inmunorreguladora puedan tener en la evolución a largo plazo del trasplante en general y del renal en particular. En el caso del trasplante renal hemos encontrado una clara influencia del nivel de inmunosupresión farmacológica en el número y función de las células T reguladoras. Además, en trasplante pulmonar hemos comprobado como un número determinado de células T reguladoras en sangre previo al trasplante juega un papel pronóstico en la incidencia de rechazo. Esta línea junto con la anterior reciben de forma regular financiación competitiva por parte del ISCIII.

3. Tratamiento intensivo a donantes para aumentar el número de injertos aptos para trasplante. El tratamiento intensivo a los donantes multiorgánicos basado en una terapia ventilatoria específica, objetivos hemodinámicos guiados por agua extrapulmonar y hormonoterapia incrementa el número de injertos pulmonares aptos para trasplante. Este aumento en el número de injertos pulmonares disponibles se debe a la mejora en la oxigenación de los pulmones en el periodo comprendido entre la muerte y la extracción de los órganos. Este tratamiento específico se asocia un incremento del resto de órganos por mejorar la perfusión y oxigenación de todos ellos.

El uso de la perfusión regional normotérmica a donantes fallecidos por criterios circulatorios ha permitido reducir el daño isquémico de los injertos debido al efecto deletéreo de la parada cardiaca, y extraer de forma simultánea y trasplantar de forma satisfactoria todo tipo de injertos (pulmones, hígado, páncreas y riñones). Ambas lineas de investigación han desarrollado estudios multicentricos con financiación de la Fundación Mutua Madrileña.

LINEA 2: INFLAMACIÓN Y ENFERMEDADES AUTOINMUNES

1. Enfermedades inflamatorias asociadas al envejecimiento (arteritis de células gigantes, polimialgia reumática y artritis reumatoide de inicio en el anciano). Estos síndromes, muy prevalentes en población mayor, se tratan fundamentalmente con corticoides, que se acompañan de una elevada toxicidad. Los estudios investigan el papel de las citocinas, las células reguladoras y las alteraciones de la inmunidad innata, con el objetivo final de desarrollar terapias menos tóxicas y más eficaces. Empleamos marcadores celulares (fenotípicos y funcionales), serológicos y genéticos (expresión y polimorfismos genéticos). Más recientemente hemos iniciado una línea de trabajo en artritis en relación con la señalización a través de TFG-beta, financiada por el FIS.

2. Síndrome antifosfolípido. Se estudia el papel que la respuesta inmunitaria innata (en concreto los TLR) y las diferentes poblaciones inmunorreguladoras pueden tener en la patogenia de esta enfermedad. También se analizan los resultados clínicos de la Unidad de Patología Gravídica Autoinmune y hemos realizado un estudio beta para evaluación de nuevos métodos de medición de anticuerpos diagnósticos en esta patología. En concreto, estamos validando la utilidad de nuevos isotipos de inmunoglobulinas (IgA) frente a fosfolípidos así como el valor de otros anticuerpos frente a otros fosfolípidos no incluidos en los criterios diagnósticos hasta el momento.

3. Biomarcadores. El grupo cuenta con una amplia seroteca asociada a datos clínicos recogidos desde 1997. Esta seroteca permite la realización de estudio y validación de nuevos marcadores implicados en el diagnóstico, pronóstico y respuesta al tratamiento de patología autoinmune. Además, disponemos de todo el tipo de ensayos necesarios para la puesta a punto y realización de estudios serológicos de autoinmunidad. Como resultado de la explotación de esta seroteca hemos definido nuevas utilidades diagnósticas de anticuerpos no explorados hasta ahora (anti-PR3) en patologías como la enfermedad inflamatoria intestinal con el grupo de patología digestiva del IDIVAL.

También utilizando dicha seroteca, comenzamos a dar los primeros pasos en un ambicioso proyecto que plantea la utilización de nanosensores como herramienta en el diagnóstico de pacientes con enfermedades sistémicas de etiología desconocida como es la esclerodermia. Pretendemos realizar la prueba de concepto, implementación y puesta a punto de la placa prototipo de test diagnóstico para su aplicación en el entorno clínico.

Gobierno de Cantabria  Servicio Cántabro de Salud  Hospital Universitario Marqués de Valdecilla   Universidad de Cantabria    Instituto de Salud Carlos III